¿A qué se puede deber?….Quzá hay anuncios que como tienen un fin comercial ofrezcan al usuario un contenido que no es el que están buscando. Sin embargo, si se diseña la campaña SEM adecuadamente, esto no debería ocurrir en gran medida. Si la búsqueda tiene una intención comercial, un anuncio puede ser igual o más relevante que un resultado SEO, dada la gran información que puede contener (Google ha ampliado recientemente la extensión de sus anuncios).

En SEM, gracias a las propias herramientas que suministran las plataformas publicitarias como Google AdWords, podemos tener todos los datos y estadísticas de palabras clave y métricas relativas a una campaña. Identificando fácilmente las palabras clave por las que obtenemos más visitas, conversiones,… Además, en Google Analytics podemos tener también esta información de forma completa.

En cualquier caso, tanto para SEO como para SEM debemos tener en mente que quien lo ejecute debe ser un profesional bien formado en estos ámbitos, y mejor si tiene experiencia. El mundo online cada vez es más competitivo y se ha profesionalizado mucho, por lo que si otros lo hacen mejor que nosotros, ya sea porque tienen más experiencia o mayor presupuesto y recursos, es más probable que se posicionen mejor. Por ello, tendremos que definir nuestros objetivos de marketing en base a con quién competimos, y ser razonables sobre lo que podemos conseguir con nuestros recursos.

Por otra parte, no hay que confundir el SEO con el SEM. El SEO es posicionamiento orgánico y no exige pago alguno al buscador, y el SEM (Search Engine Marketing) se refiere a la gestión de enlaces patrocinados o de pago en los sistemas publicitarios de los motores de búsqueda. Para realizar las campañas SEM, los motores de búsqueda ofrecen herramientas de publicación de anuncios, como Google AdWords, que es la más popular.
Una estrategia de posicionamiento web requiere de mucha paciencia y dedicación. No puedes esperar grandes resultados si no estás dispuesto a invertir el tiempo que se necesita. Para no perder el ritmo es fundamental que te organices, así que desarrolla un plan de objetivos mensuales con las diferentes tácticas SEO que vas a implementar para tener un mayor control de tus acciones y así poder evaluarlas.
Si ya has logrado lucirte con los contenidos, no debes creer que está todo hecho. La forma de navegarlos, de ingresar, de explorar y de comprar en tu sitio debe ser amigable para el usuario. Su recorrido debe ser fluido, sin pérdidas de tiempo, errores u obstáculos. Nadie generará confianza y reputación sobre una marca que no prioriza la experiencia del usuario en su sitio.
Por lo tanto, se trata de conseguir aparecer en los primeros resultados (lo ideal es en la primera pagina, y a ser posible, en las cinco primeras posiciones) de un buscador para un conjunto de búsquedas que nos interesan, pero sin tener que pagar un coste directo publicitario por cada visita, gracias a que somos muy relevantes y/o populares. Y es que para dar respuesta a una búsqueda, los diferentes buscadores evalúan decenas o incluso cientos de señales de todos los sitios web, para determinar cuáles son los que mejor respuesta dan a dicha búsqueda, con el objetivo de que los usuarios tengan la mejor experiencia posible y encuentren lo que buscan rápida y fácilmente.
Entre estos puntos algunos importantes son si tienes un perfil de Google Search Console (antiguo Google Webmaster Tools), si tienes integrado Google Analytics, si usas un CMS cuál y en qué versión, elementos en Flash, en JavaScript, cómo maneja las redirecciones 301, los errores 404 o, por supuesto, si el site tiene los archivos robots.txt o sitemap.xml.

SEO off page. Si bien es cierto que el SEO on page es fundamental, la parte off page cada vez va ganando más terreno e importancia, por lo que no debes descuidarla en absoluto. Esta parte del posicionamiento orgánico se encarga de trabajar más allá de tu propia página web. ¿Cómo? Primero, consiguiendo enlaces que apunten a tu página web, donde la calidad es preferible a la cantidad. Además de esto debes trabajar la autoridad en redes sociales, gestionar menciones en medios locales y esforzarte por conseguir un buen CTR en los resultados del motor de búsqueda.

Amplie o seu negócio – O melhor de ter um blog de website é que ele continuará crescendo e crescendo até que você fique cansado demais para lidar com todos os clientes e começar a precisar de seus próprios ajudantes. Ao contrário da promoção de vendas tradicional, que não usa um site, você só recebe dinheiro se sair e trabalhar. No entanto, com um site, ele vai ficar na web para sempre, o que significa que mesmo se você não sair para o trabalho, você ainda terá vendas.
×