A la hora de analizar la competencia de negocios, es importante diferenciar entre competencia directa e indirecta. Y es que muchos de los objetivos que persigues, pueden verse afectados por ciertas acciones de la competencia indirecta. Bien, porque ciertas funcionalidades del producto o territorios de contenido coincidan con los nuestros, o simplemente porque compartamos publico objetivo.
En este punto, es imprescindible pensar como el usuario, tener claro a que segmento nos vamos a dirigir y entender como piensan, como nos buscan, que palabras les mueven a hacer una accion, como utilizan internet, etc. Y esto es muchas ocasiones implica dejar de lado los convencionalismos y los tecnicismos y hablar como hablaría nuestro cliente potencial.
×