Los contenidos que aportan valor al lector enganchan y, de este modo, se conseguirán visitas recurrentes a la página web de lectores ya fidelizados o recomendaciones en otras páginas web que se traducirán en un aumento de visitas al blog. Para favorecer la difusión de esos contenidos es vital instalar botones sociales para compartir en redes sociales los contenidos facilitando a los usuarios su difusión.
El siguiente punto a tratar es la optimización de la web, tanto a nivel estético como a nivel de contenidos, para hacer que el usuario se sienta cómodo y pase más tiempo en ella. Dentro de este punto, y muy relacionado con él, podemos mencionar también el esfuerzo que se debe realizar para conseguir una web fácil e intuitiva en la que no te pierdas navegando. Así que ya sabes, elimina todos aquellos elementos que entorpezcan la visibilidad y la experiencia del usuario en la web.
Crear títulos únicos y descripciones pertinentes del contenido de cada página. Cada página es una tarjeta de presentación para el buscador. Los títulos y descripciones son puntos de partida para la identificación de los términos relevantes a lo largo de la web por los buscadores. Las mejores prácticas recomiendan escribir títulos de entre 60 y 70 caracteres.
Una vez que las páginas son rastreadas e indexadas, llega el momento en el que actúa el algoritmo: los algoritmos son los procesos informáticos que deciden qué páginas aparecen antes o después en los resultados de búsqueda. Realizada la búsqueda, los algoritmos revisan en los índices. Así sabrán cuáles son las páginas más relevantes teniendo en cuenta los cientos de factores de posicionamiento. Y todo esto sucede en cuestión de milisegundos.
Nada de contenido duplicado, of course. A veces lo damos por sentado, pero no está de más recordar que Google odia las copias. Herramientas como Google Search Console te ayudará a analizar tu página web y comprobar que todo es completamente original. También puedes hacer uso de otras herramientas que se dedican a analizar los textos de una página web en busca de posibles plagios (por ejemplo, Copyscape, Plagiarisma o el propio Google introduciendo el texto entrecomillado).
En SEM, si optimizas la campaña correctamente aparecerás en la primera página casi de forma instantánea, e incluso en la primera posición. Es fácil, mientras inviertas en la campaña tendrás visibilidad. Y si pujas mucho, puedes salir primero. No obstante, a la larga, no es solo una cuestión de pujar mucho, sino de estructurar la campaña y optimizarla correctamente. Con SEM es posible salir primero y pagar menos que el segundo. Aunque en entornos hipercompetitivos, lo lógico es que se salga mejor posicionado según se puje.
Aquí la cosa es que, por lo menos en mi caso, ellos analizaban las calificaciones que yo recibía para ver que no fuesen creadas por mí mismo. Si posicionas tu autoridad sobre el tema de tu interés (a través de tu blog), puedes acercarte con ellos y ofrecerte a responder preguntas. Ellos estaban encantados de que yo les ayudase, pues todos los partners elevan el valor de su servicio.
3. AdPlanner. Ofrece información detallada sobre una web: tráfico global y en la región seleccionada, visitas a páginas y visitas totales, tiempo medio en el sitio, usuarios exclusivos diarios en el último año y medio, datos demográficos de los visitantes (edad, sexo, ingresos familiares, educación), otros sitios visitados, palabras claves de búsqueda. Las estadísticas de tráfico se calculan combinando datos de usuario de muestra procedentes de diversos productos y servicios de Google con datos de mediciones habilitadas realizadas directamente en el sitio.

En el SEO, por norma general no hay un gran baile de posiciones en los rankings, ya que son cientos de factores los que se consideran y es difícil que una única señal produzca cambios imporantes. Los cambios grandes suelen venir cuando los algoritmos de los buscadores implementan modificaciones que afectan a la ponderación de algunas señales. Esto suele ocurrir algunas veces cada año. Por ello, si una web está muy bien posicionada, es difícil superarla en un corto espacio de tiempo.
×